Empresa ISO 9001:2015

Gama Cosmetics, S.A. de C.V., empresa certificada en ISO 9001:2015

Somos una empresa comprometida con altos niveles de Calidad que satisfagan las necesidades de nuestros clientes en el ramo del cuidado personal, particularmente en el ramo capilar, para lo cual optamos desde hace más de 10 años en la implementación de la Norma ISO 9001, que es un estándar a nivel Internacional en Sistemas de Gestión, con lo cual garantizamos la Satisfacción de nuestros, colaboradores, proveedores, clientes y consumidores; los cuales tienen la certeza de estar utilizando productos innovadores, de alta calidad y en mejora continua incluyendo como parte esencial la atención y servicio.

Hoy, después de más de 10 años de haber implementado un Sistema de Gestión de la Calidad bajo la Norma ISO 9001, siempre resulta oportuno recordar los beneficios fundamentales que en nuestra organización hemos obtenido.

1. Mejora de la credibilidad y la imagen de la organización

La Norma ISO 9001 al ser una norma internacional reconocida, cuando una entidad busca un nuevo proveedor, suele exigir dentro de los requisitos de los candidatos, que cuente con un Sistema de Gestión de la Calidad basado en ISO 9001.

La certificación adquiere mayor relevancia cuando se compite en el sector público, o en áreas en donde el mercado está dominado por organizaciones ya certificadas, o bien, cuando se pretende ingresar a un nuevo nicho de mercado. Así, la certificación en ISO 9001 se convierte en una importante herramienta de marketing.

2. Mejora de la satisfacción del Cliente

Uno de los principios de la gestión de la calidad que resulta fundamental en ISO 9001 es la mejora de la satisfacción del Cliente. Al mejorar esta, la retención y fidelización de Clientes será mayor. La satisfacción del Cliente es la clave para mantener su fidelidad y lealtad. Y son esos Clientes los que atraen otros nuevos y, por supuesto, ingresos adicionales.

Nuestra empresa constantemente valora la opinión de nuestros Clientes tradicionales y del consumidor final, permitiendo con ello, atender de manera inmediata las oportunidades que pudiéramos tener como organización y por otro lado, continuar apoyando las fortalezas de la empresa que generan valor a nuestros Clientes.

3. Mejora de la integración de los procesos

Otro de los beneficios fundamentales de tener implementada la Norma ISO 9001 lo encontramos al evaluar las interacciones globales de los procesos. Allí, hallamos con facilidad la mejora de la eficiencia y el ahorro de costos.

Esto ocurre gracias a la eliminación de desperdicios que suelen aparecer cuando desconocemos las deficiencias de los procesos. El mejor flujo de los procesos conduce al aumento de la eficiencia, la disminución de errores derivada de la automatización, y por supuesto, menos operaciones de retrabajo y correcciones.

4. Mejora de la toma de decisiones, basada en la evidencia

Otro principio fundamental de ISO 9001 es la necesidad de utilizar la toma de decisiones basada en evidencias documentales. Al encaminar las decisiones sobre la base de evidencias, el foco se orienta hacia la aplicación de recursos en las áreas necesitadas de mejora y hacia la reducción de costos.

A través del monitoreo de los procesos, la organización logra comprobar las mejoras obtenidas.

5. Crea una cultura de mejora continua

La mejora continua es un principio básico de la gestión de la calidad en ISO 9001. Al adoptar esta cultura en todos nuestros colaboradores para mejorar los procesos de la organización, en particular procesos en los que se presentan problemas sistemáticos, la organización reduce el impacto a los mismos.

Además, aumenta la capacidad de respuesta, promueve la eficiencia, reducción de costos y se contribuye a un mejor clima laboral al hacer más eficientes los procesos para nuestros colaboradores, quienes tienen la oportunidad de aprovechar su tiempo libre en beneficio de su familia, comunidad y de su desarrollo profesional personal.

6. Promueve la participación de la Alta Dirección y de los colaboradores

Nuestros colaboradores que se involucran y comprometen con los objetivos de calidad son personas más felices y productivas. ¿Quién mejor que las personas que trabajan a diario con los procesos para identificar las áreas que necesitan ser mejoradas?

Este fenómeno de compromiso y productividad no solo beneficia a los colaboradores. También la Alta Dirección se contagia por la cultura de la calidad y, tal como se lo exige la norma, asume el liderazgo que le corresponde por naturaleza. En nuestra empresa, el Grupo Directivo también funge como Auditores Internos del Sistema de Gestión de la Calidad.

¡Nos sentimos muy orgullosos y comprometidos con nuestro Sistema de Gestión de Calidad bajo la Norma ISO 9001:2015!